Al universitario

 

Puede que te identifiques con todo lo dicho al estudiante de Bachillerato, así que te pido que leas mi análisis dirigido al mismo antes de seguir.

 

 ¿Tiene sentido dejar el inglés en el cajón durante años?

 

Lo primero que tiendes a hacer como universitario es apartar el inglés mientras te concentras en tu carrera con la idea de volver a ello al final de la carrera. ¡Qué error!
Son demasiados años que sólo hacen que olvides todo lo que has aprendido anteriormente. No lo dejes por completo.
El nivel de inglés que has adquirido para superar la prueba de Acceso a la Universidad suele ser bastante alto, o al menos satisfactorio, y es una preparación más que suficiente para lanzarte a hablar y ampliar tus conocimientos viajando en verano, si es posible, para poner en práctica los mismos.
Volver a empezar años más tarde sólo te atrasará y vas a tener que empezar recordando lo más elemental que encontrarás en el Libro 1 de esta serie.

Tick Tack

Por lo menos, intenta mantener el contacto con el inglés una hora el fin de    semana. Siempre hay tiempo en verano para dedicarte a algo constructivo    para tu futuro. No olvides que estos veranos se quedarán atrás y el tiempo no aprovechado nunca será recuperable. Si no te es posible viajar o asistir a clases,  mantén el contacto con el inglés a través de vídeos cortos en internet, revistas, música o leyendo cuentos cortos de tu nivel. También te invito a ver mis vídeos semanales que te ayudarán mucho, y si tienes intención de utilizar mis libros, te recuerdo que puedes y debes usarlos para organizar tu propio curso y a tu ritmo, usando todo lo que pongo en tus manos.

 

 ¡Ahorra los lamentos!

 

Pero no te lamentes años más tarde diciendo: “¡Qué lástima que no he seguido con el inglés!” cosa común entre mis ex-alumnos. Ahora, insisto en que el esfuerzo sería doble y lo que te debe preocupar es que al terminar la carrera busques un trabajo y no tener que ponerte con el inglés otros seis meses o más.

Te aconsejo que veas   los primers vídeos para que comprendas las consecuencias de dejar el inglés apartado durante algún tiempo.


¡Hazme caso por tu bien!   ¡Suerte! Mila